viernes, 26 de septiembre de 2008

¿Estás escuchando?

“Heme aquí” o “Aquí estoy” son dos palabras que aparentemente no tienen mucha trascendencia.

Pero cuando el llamado es de Dios, como le ocurrió a Samuel, y debemos responder, ¿podríamos decirle: "Estoy dispuesto a escucharte, estoy dispuesto a seguirte, estoy dispuesto a trabajar, estoy dispuesto a obedecerte, estoy dispuesto a ir a donde me envíes"?

La respuesta ideal sería: "Heme aquí, aquí estoy Señor. Yo voy, envíame a mí".

Jesús está contigo 24 horas al día durante 7 días a la semana, en otras palabras: Siempre.
¿Estás tú ese mismo tiempo con Él, buscándole, siguiéndole, amándole y obedeciéndole?

Nuestra misión es buscar, encontrar y poner a tu disposición los recursos necesarios para que logres dos objetivos. Dos objetivos que de acuerdo a lo que la Biblia nos enseña, son escenciales para vivir una vida que agrade a nuestro Señor: Estar seguros y firmes en nuestra fe y Evidenciar que Jesús vive en nosotros y nosotros con Él.

Es nuestra oración que nuestro Dios nos utilice para ser de bendición para ti y tu familia y para todo el pueblo de habla hispana sobre el cual Su nombre es invocado.

—David Franco

.

No hay comentarios: